miércoles, 20 de enero de 2016

Reputación online, ¿qué es? Y, ¿cómo controlarla?

Reputación online
Las marcas son lo que la comunidad que las rodea dice de ellas y nos atrevemos a mencionarlo de esta manera, ya que la era digital ha cambiado la forma en que se percibe a las empresas y compañías, ¡Es un hecho!


Nunca antes la reputación de tu empresa había estado tan expuesta a lo qué piensan las personas y de igual manera, el compartir la opinión a otros. Es uno de los grandes cambios que trajo consigo internet.

De esta manera, toda la web. Absolutamente toda, funciona como un criterio social. Y como en todo entorno social, sobresalen dos partes fundamentales e importantes que motivarán el moverse de manera razonable: los oídos y la boca. Los oídos en la web hacen referencia a todo un armamento de herramientas pensadas para que cuando cualquier término relacionado con la empresa “retumbe”, se logre recibir de manera inmediata y dar respuestas óptimas y oportunas. Y con esto no hacemos referencia únicamente a contar con materiales de alerta, sino disponer de una presencia web tan marcada que motive al mundo a hablar de tu empresa y a vincularse contigo.

 No solo debes contar con el ego-search, que consiste en aquello que puedes encontrar cuando “googleas” tu nombre o empresa, sino saber que debes apoyarte en una arquitectura digital que privilegie tu visibilidad según los diferentes criterios del buscador. Por eso, las páginas estáticas ya no funcionan porque las lleva a indexar de manera más baja y por ende, el diseño y posicionamiento web no proporcionarán los incentivos para ser enlazados y, seguramente no es lo que estás buscando.

Sin dudas, debes saber y haber aprendido que el contenido y la generación de información son relevantes para darle valor a tu marca y, a partir de ahí, darle circulación en redes sociales, campañas de mailing, poniendo al alcance de tus clientes y público objetivo todo lo que necesitan.

Lo anterior nos lleva al segundo punto importante que incluye la reputación web: la boca. Así como es de suma relevancia tener orejas grandes para recoger cualquier mención que se realice de tu marca, es de igual trascendencia disponer de la voz para reaccionar a las mismas con “velocidad web” y esto, no es responder al día siguiente o a las horas después. Se trata de reaccionar como las personas: necesitan escuchar y, en poco tiempo, publicar reacciones y aclaraciones oportunas, concretas y todo bajo control.

En este sentido, los expertos en publicidad web y mercadeo han chocado con un desafío de enormes proporciones, pero que representa la meta de toda compañía: brindar a los clientes lo que ellos se encuentran buscando. De esta manera se puede mencionar que la gente quiere participar y los consumidores online están diciendo cosas todo el tiempo. Por esto, la empresa debe decidir si forma parte o no de esto; si deciden no meterse en el diálogo, se tiene que entender que éste se va a seguir haciendo, sólo que la firma no queda invitada a la fiesta.
Entonces, los clientes están generando constantemente contenido sobre las experiencias vividas con tu producto y es lo que está creando referencia para los demás usuarios, permitiendo con mayor eficiencia el desarrollo de tiendas virtuales, para que no solo el cliente se sienta más cercano sino mucho más atraído por saber de ti.

En pocas palabras, se pasó de la producción de información controlada por las compañías para las masas, a la producción no controlada generada por las masas, entonces es una realidad que no puede ser ajena a tu marca, ni a lo que estás ofreciendo.

Entonces, ¿Cómo controlar la reputación de tu marca?

En un mundo online, lleno de toda clase de comentarios es necesario saber qué se puede solucionar y la manera perfecta es por medio de la gestión de reputación online que se lleva de la mano de una buena agencia digital, pero se debe tener en cuenta que el trabajo se basa en tres claves:

1.- Monitoreo

Buscar e indexar u ordenar una serie de datos o informaciones de acuerdo a un criterio común de datos para facilitar así, la consulta y el análisis.

2.- Identificación

Analizar la índole de la información existente en la red, priorizando los mensajes negativos como los más relevantes para lograr controlar, realizarles seguimientos y posteriormente, efectuar acciones.

3.- Posicionamiento

Trabajar sobre los mensajes negativos, buscando contrarrestar los efectos que puedan generar, de tal forma que queden relegados en posiciones irrelevantes en los buscadores. También, es muy conveniente prever y direccionar a los clientes.
De modo que, no se puede permanecer ajeno a lo que dicen tus usuarios sobre tu marca y menos a los que afirman que están inconformes. Lo conveniente siempre será darles solución, o bien, explicarles cuál es el punto de vista de la empresa y esto, es lo que pretendemos hacer por ti.
En Paxzu, agencia de publicidad digital, construimos y fortalecemos tu reputación y presencia de marca en los medios online. Gracias a un equipo interdisciplinario y profesional que trabajará para que tu marca siempre esté bien. ¡Contáctanos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada